A finales del 2019 tuve la oportunidad de visitar Sri Lanka, algo que llevaba postergando por muchos a√Īos.¬† En el 2004 estuve a punto de ir, por trabajo, hasta alcanc√© a sacar la visa, y al final el viaje se cancel√≥ (afortunadamente para m√≠, porque por esos d√≠as fue el tsunami y afect√≥ mucho a la isla, borro zonas completas y muchos murieron ‚ėĻ).

Parque Natural Yala, Sri Lanka

Parque Natural Yala, Sri Lanka

Entre los lugares que quer√≠a visitar se encontraban dos parques naturales, en donde pod√≠a ver animales salvajes, en especial, elefantes.¬† En mis a√Īos en Tailandia he visitado muchos campos de elefantes (tambi√©n en Myanmar y vi muchos en India y Camboya), y la experiencia en cada uno es diferente, y aqu√≠ debemos referirnos al trato que se le ha dado a este gigantesco- magn√≠fico animal en Asia, que presento con m√°s detalle aqu√≠.

Visitar√≠amos dos de los parques naturales principales en el sur de Sri Lanka: Yala y Udawalawa.¬† La llegada a la zona, la hicimos en bus p√ļblico, desde Tangalle a Tissamaharama, recorrido que tard√≥ m√°s de 4 horas (en auto tarda casi dos horas): un bus colorido, con mucha gente, sin aire acondicionado y m√ļsica a todo volumen: mi tipo de experiencia (de vez en cuando :-)), es una forma de ver la vida local, saliendo de la burbuja del turista.

Macaco mir√°ndonos (le falta el cigarrillo), Parque Natural Yala, Sri Lanka

Macaco mir√°ndonos (le falta el cigarrillo), Parque Natural Yala, Sri Lanka

A la llegada nos esperaba Prateep que nos llevar√≠a a nuestro hospedaje y los dos d√≠as siguientes a visitar los parques.¬† Nos levantamos muy temprano para visitar el Parque Nacional Yala, que queda a un poco m√°s de una hora hacia el este de nuestro hospedaje. La visita la har√≠amos en jeep, del cual s√≥lo nos bajamos para descansar cerca del medio d√≠a, para el resto de la visita permanecemos en el veh√≠culo, es decir, s√≥lo observamos y tomamos fotos.¬† Nunca hab√≠a estado en un safari o una visita de este estilo, y me encant√≥.¬† Algunos animales te miran, otros te ignoran completamente, y no hay ning√ļn tipo de interacci√≥n con ellos.¬† Vimos muchos animales, algunos que s√≥lo hab√≠a visto en televisi√≥n: monos macacos (puedo observarlos por horas), venados, ciervos, b√ļfalos de agua, lagartos monitor, cocodrilos, un par de jabal√≠es, chacales, mangostas (¬°que lindas!), diversos tipos de aves (garzas, cig√ľe√Īas, pavos reales -algunos trepados en √°rboles-, patos, paticos, b√ļhos, √°guilas, p√°jaros mart√≠n pescador -kingfisher- y muchos otros que desconozco los nombres), cientos de mariposas coloridas y un pollo (el m√°s salvaje de todos). Tambi√©n apareci√≥ t√≠midamente un leopardo detr√°s de unas ramas, que nos observaba sin inmutarse.¬† Y vimos algunos elefantes en su h√°bitat natural y LIBRES. Vimos una familia peque√Īa al lado de un estanque, un adolescente comiendo e ignor√°ndonos completamente y otro par caminando por ah√≠.

Familia de elefantes salvajes en el Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

Familia de elefantes salvajes en el Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

Al día siguiente fuimos al Parque Natural Udawalawa, a casi dos horas hacia el noroccidente de nuestro hospedaje.

A la llegada, antes de entrar al parque, vi en una cerca un elefante mayor, con unos colmillos gigantesco, lo cual me encantó, ya que, por el tráfico de marfil, son pocos los que se ven, o sólo tienen un pedazo, ya que el resto se los han cortado.

La misma familia de elefantes, paseando frente a nosotros como si no existiéramos, Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

La misma familia de elefantes, paseando frente a nosotros como si no existiéramos, Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

Elefante jóven escondiéndose, Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

Elefante jóven escondiéndose, Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

En este parque pudimos ver muchos m√°s elefantes (19 en total), y menos animales de otras especies. Me sorprendi√≥ la cantidad de pavos reales, incluyendo uno desplegando su plumaje frente a 2 de sus ‚Äúchicas‚ÄĚ para impresionarlas; vimos algunas √°guilas, b√ļfalos de agua y muchas aves diversas.

Hab√≠a un elefante joven, de unos 15 a√Īos, escondido detr√°s de un √°rbol delgado (‚Äúsi yo no los veo a ustedes, con seguridad no me ven a m√≠‚ÄĚ).

 

El mismo elefantito pidiéndonos que dejáramos de seguirlo, Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

El mismo elefantito pidiéndonos que dejáramos de seguirlo, Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

Despu√©s sali√≥ hacia el camino, delante de nosotros, no estaba contento con nuestra presencia, mov√≠a sus orejas enojado y parec√≠a que nos miraba con rabia y empez√≥ a alejarse de nosotros.¬†Nuestro conductor y los de otro par de jeeps, empezaron a seguirlo, hasta que se dio la vuelta y nos enfrent√≥, moviendo m√°s las orejas (como diciendo: ‚Äúd√©jenme en paz‚Ä̂Ķ ¬ęF**k off‚Ä̂Ķ ‚Äú¬Ņcu√°l es el problema con uds, es que nunca han visto un elefante?‚ÄĚ o algo por el estilo). Y despu√©s de eso ya dejamos que se alejara.

También vimos a un par de machos uno frente al otro al lado de un estanque: uno echaba agua, luego el otro también, mirándose fijamente, como retándose, como lo harían dos adolescentes, por más de 15 minutos, hasta que uno de ellos decidió irse. Esa imagen, ese recuerdo… no tiene precio.  Familias con uno o dos hijos, paseándose, refrescándose en el agua, o tomándose los caminos… finalmente estamos en su casa, en su territorio y no ellos en el nuestro.

Elefantes machos retándose (o eso parecía), Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

Elefantes machos retándose (o eso parecía), Parque Natural Udawalawe, Sri Lanka

Después de visitar estos parques y de tener la oportunidad de ver a los elefantitos caminando libremente, comportándose como elefantes y no modificando su comportamiento para ser atracciones turísticas, recomiendo este lugar a cualquier persona que ame los animales y quiera tener experiencias más responsables con el medio ambiente.  Así tendría que ser el turismo relacionado con animales, lamentablemente no es así.  El tema de los elefantes, en especial en el Sudeste Asiático,  ha sido algo bastante controversial. Te invito a leer más al respecto aquí.

Si quieres organizar tu viaje a Sri Lanka, puedes enviarme un email a rubby@keepwanderingtravel.com.